Packaging & Speciality Papers

Tentaciones dulces en embalaje sostenible

Sappi ofrece su apoyo a un fabricante de chocolate neerlandés con un innovador embalaje secundario
El fabricante de chocolate neerlandés Tony’s Chocolonely precisaba de una solución basada en papel termosellable para el embalaje secundario de su modalidad especial de chocolate Tiny Tony’s, en bolsas de fondo plano recién diseñadas. Sappi, líder en innovación, proporcionó al fabricante el material ideal con el Guard Nature MS de Sappi. Ofrece unos buenos resultados de impresión y un aspecto de alta calidad. No obstante, ante todo su respeto por el medioambiente y su sostenibilidad complementa perfectamente la filosofía de la empresa.

 

Altos estándares a todos los niveles

La empresa y marca neerlandesa Tony’s Chocolonely es un excepcional fabricante de chocolate que se ha desarrollado notablemente desde su fundación en 2005. Las tentaciones dulces de la empresa, envasadas en llamativos colores, van desde sabores tradicionales como el chocolate con leche hasta fantasías para el paladar como la tableta de caramelo con pretzel y chocolate puro o el chocolate blanco con frambuesa y azúcar crujiente. Sin embargo, los productos de diseño colorido y desenfadado tienen un trasfondo serio: la empresa la fundó el antiguo reportero de investigación Teun van de Keuken, que trabaja desde entonces en demostrar que es posible producir el llamado chocolate «libre de esclavitud». Tony’s Chocolonely produce y vende tabletas de chocolate cumpliendo estrictamente los principios del comercio justo y rechaza con rotundidad cualquier práctica que implique esclavitud, trabajo infantil u otras formas de explotación.

Teniendo en cuenta estos altos estándares en cuanto a materias primas y métodos de producción, no sorprende que Tony’s Chocolonely tenga una idea clara del material en el que deben empaquetarse sus productos, evitando explícitamente el papel de aluminio como material base. Este planteamiento cobró importancia cuando la empresa buscaba la solución perfecta para el embalaje secundario al ampliar su cartera con los recién lanzados Tiny Tony’s, 20 pequeñas barras de chocolate de 9 gramos que requerían un embalaje secundario acorde: una bolsa de fondo plano para la distribución al por menor en los diversos mercados internacionales.

Julia Wienk, sourcer de Tony’s Chocolonely, describe el reto que abordó la empresa: «En un primer momento empaquetamos los Tiny Tony’s en cajas de cartón, pero a medida que la demanda creció, quisimos ofrecerlos en bolsas de fondo plano para tiendas y supermercados libres de impuestos. El reto era encontrar un papel que cumpliera nuestros requisitos: un papel en el que pudiéramos imprimir con una alta calidad similar y que fuera lo suficientemente fuerte como para contener 20 Tiny Tony’s». Además, la nueva solución de embalaje tenía que cumplir con requisitos básicos como la estricta política de adquisiciones de Tony’s Chocolonely. Las propiedades funcionales como la termosellabilidad también tenían que estar garantizadas.

 

Un socio a largo plazo preparado para abordar nuevos retos

Para buscar el material a base de papel adecuado, el fabricante de chocolate contó con el apoyo de dos socios consultores: NOMI Co-Packing y Packaging Partners BV, de los Países Bajos. En especial NOMI Co-Packing se encontraba en una posición ideal para compartir su experiencia directa con este tipo de bolsa de fondo plano, también conocida como «doypack».

A partir de sus muchos años de experiencia con la gama de productos del líder en innovación, estos consultores sobre embalajes reconocieron muy rápidamente a Sappi como el colaborador ideal para producir unas bolsas visualmente atractivas, porque el embalaje sostenible de las tabletas de chocolate clásicas de 180 g de Tony’s Chocolonely ya está fabricado en papel 100 % reciclado, no recubierto y certificado de Sappi.

Durante un período de ocho meses, Sappi siguió de cerca el proceso y proporcionó a la empresa un gran número de muestras de papel de varios gramajes para diversas pruebas y, en caso necesario, su amplia experiencia. Por último, el Guard Nature MS de la familia de los papeles barrera basados en papel y termosellables de Sappi demostró ser la elección perfecta, ya que ofrecía los mejores resultados en cuanto a resistencia, funcionabilidad y buena imprimibilidad.

Kerstin Teichmann, Market Manager Packaging Solutions de Sappi Europe, lo recuerda: «Fue todo un reto encontrar el sustrato perfecto de papel para el embalaje de los Tiny Tony’s. Por ejemplo, algunas bolsas se desgarraron por la base durante la fase de prueba. Por lo tanto, era esencial elegir el grosor correcto del material. Finalmente pudimos determinar que el Guard Nature MS de Sappi con un gramaje de 80 g/m² era el adecuado». Las primeras bolsas desarrolladas por Tony’s Chocolonely se emplearon por primera vez en Estados Unidos para el lanzamiento de Halloween de Tiny Tony’s, y desde entonces se han utilizado para este mercado específico.

El papel termosellable de Sappi Guard Nature MS está especialmente adaptado a las necesidades de la industria alimentaria. La alternativa sostenible a las láminas de barrera multicapa ofrece una barrera integrada frente a los aceites minerales que mantiene los alimentos seguros en su interior. Además, gracias a su aspecto natural de papel, el consumidor tiene una impresión de alta calidad que se complementa a la perfección con la imagen impresa.

 

Una solución que cumple hasta las más altas expectativas

Los responsables de Tony’s Chocolonely están muy satisfechos con el resultado: «Guard Nature MS de Sappi es la alternativa perfecta para nuestras bolsas. Su aspecto y sus propiedades de procesamiento nos han convencido por completo», comenta Julia Wienk. Gracias a su reciclabilidad en el ciclo de los residuos de papel y a certificados como los PEFC™ y FSC™, la solución de embalaje complementa el objetivo del fabricante de chocolate de operar con sostenibilidad y respeto por los recursos naturales. O, como afirma Julia Wienk: «En última instancia, queremos asegurarnos de que cada vez que alguien disfrute de nuestros Tiny Tony’s tenga un efecto positivo sobre el medioambiente».

La compañía neerlandesa trabaja permanentemente para encontrar soluciones sostenibles para las personas y la naturaleza. Para ahorrar material y, por tanto, recursos naturales, Tony’s Chocolonely ya ha probado con éxito otro producto de la familia de soluciones de embalaje de Sappi: se trata del Sappi Seal con 67 g/m² de gramaje. El sustrato de papel tiene una alta proporción de materiales renovables y muestra excelentes resultados en cuanto a su funcionabilidad y capacidad de impresión. De hecho, son tan buenos que la empresa chocolatera ha decidido introducirlos a largo plazo en las nuevas bolsas de Tiny Tony’s dedicadas a la venta al por menor.

 

Acerca del Guard Nature MS de Sappi

El Guard Nature MS es uno de los papeles barrera más modernos de Sappi. Este papel no recubierto se caracteriza por su termosellabilidad y por su barrera integrada frente a aceites minerales en la cara posterior. Es adecuado para la industria alimentaria, por ejemplo, para bolsas interiores con alimentos secos (por ejemplo, arroz, pasta, polvos y cereales). El Guard Nature MS es una alternativa sostenible a las láminas de barrera multicapa y puede reciclarse en el ciclo de residuos de papel. El producto está disponible en gramajes de 80 g/m² a 95, 110 y 125 g/m² y tiene resultados de impresión sólidos y una buena capacidad de apertura.

 

Acerca de Tony’s Chocolonely

Tony’s Chocolonely tiene el compromiso de elaborar chocolate 100 % «libre de esclavitud». Y no se trata solo del chocolate propio, sino de todo el chocolate del mundo. Se trata de una empresa con impacto que fabrica chocolate. Tony’s Chocolonely es una empresa fundada en 2005 por tres periodistas del programa de televisión neerlandés «Keuringsdienst van Waarde» después de conocer que los mayores fabricantes de chocolate del mundo compran el cacao en plantaciones que se aprovechan del trabajo infantil ilegal y de formas modernas de esclavitud. Desde entonces, Tony’s Chocolonely ha centrado sus esfuerzos en concienciar sobre la desigualdad en la industria del chocolate.

La empresa da ejemplo estableciendo relaciones directas y duraderas con cultivadores de cacao de Ghana y Costa de Marfil, pagándoles por encima del precio de mercado y colaborando con ellos para abordar las causas profundas de la esclavitud moderna. Esto debería inspirar a toda la industria para que el chocolate 100 % libre de esclavitud sea la norma. Tony’s Chocolonely se ha convertido en la mayor marca de chocolate de los Países Bajos y ahora está disponible en casi todo el mundo, con sucursales en los Países Bajos, Estados Unidos, Reino Unido y los países DACH.